Como ganar dinero con su blog, Servidores blog, Plantillas para bajar, Contadores de visitas, Adsense, Estadísticas y mucho más.
-
-

23 ene. 2013

La extensión de los posts: ¿ahorrar en palabras es la solución?

Por: Milagros

Antes que nada quiero aclarar que este post es una opinión, ni siquiera se puede considerar un consejo o una sugerencia. Se trata de una reflexión personal sobre la redacción web. Mi primer blog personal data del 2004. No soy un dinosaurio de la blogosfera, pero creo que tengo cierto “tiempo bloggeando” como para tener un punto de vista formado sobre el tema de la escritura en los blogs.

Lo bueno de los blogs es que quienes lo llevan adelante son personas comunes y corrientes: oficinistas, periodistas, amas de casa, programadores, diseñadores, abogados, contadores, gente que se dedica al Marketing, etc. No hace falta tener un doctorado para tener un blog. Cualquiera puede tener el suyo. “Ahí” lo valioso (y democrático) del formato.

Ahora bien, si encaramos un blog con mínimas pretensiones de “seriedad” o “profesionalismo”, debemos tener en cuenta algo básico y evidente: que la redacción sea clara. Que la mayoría pueda comprender de qué se trata, salvo que se trate de un blog técnico (de química, física, programación, etc.), el cual está orientado a un público específico.

¿A qué viene mi reflexión? Hace unos días leí un post relativamente largo, complicado, difícil de digerir (como suelo decir). El texto abusaba de las palabras en inglés (todo abuso hace que el artículo pierda naturalidad, incluso si queremos demostrar que hablamos bien otro idioma). Las ideas no estaban relacionadas, mezclaba varias, sin explicarle al lector cuál era la conexión entre ellas. En fin, un post insufrible, que estaba pidiendo a gritos una corrección.

Esto demuestra que muchas personas no tienen la habilidad o la práctica suficiente para redactar con claridad, por eso es necesario tener algunos cuidados para simplificar la escritura, cuando no escribimos con claridad. Conviene apelar a textos cortos, párrafos cortos, una idea por párrafo, palabras sencillas, no utilizar estructuras gramaticales complejas. Y especialmente tener un amigo o familiar que lea nuestros escritos antes de ser publicados. Necesitamos un crítico-lector que nos diga con sinceridad qué opina de nuestros textos.

No hay que temerle a la crítica, al contrario, si la persona que escribió el post del ejemplo, hubiese tenido a un amigo que lo criticara y le dijera la verdad, seguramente hubiese revisado el artículo, tratando de hacerlo más accesible, más fácil de entender. ¿No les parece? :)

Nota aclaratoria: Esta reflexión no se aplica a personas que escriben con corrección o son claros haciéndolo. No es para que se ofendan las personas que escriben textos largos. SINO QUE ES UNA AYUDA PARA QUIENES NO SABEN REDACTAR o lo hacen con dificultad. Espero que se entienda la diferencia. ¡Muchas gracias por su lectura!

ARCHIVO DEL BLOG