Como ganar dinero con su blog, Servidores blog, Plantillas para bajar, Contadores de visitas, Adsense, Estadísticas y mucho más.
-
-

30 ago. 2010

Cuándo usar el SEO y cuándo no

Nadie duda de que es una parte importante a la hora de mantener un blog. Pero, ¿cuándo usar el SEO y cuándo no? Conocer sus principios, sobre todo si tu blog es de nicho, diría que es crucial. No puedes querer que tus páginas salgan en Google si no es SEO-friendly. Dicho esto, muchas veces el SEO sobra. ¿Cuándo? Es lo que voy a tratar de compartir con vosotros.

Empecemos con un caso práctico.

Hay quien pensará que el SEO se debe usar siempre. No lo tengo tan claro. Imaginar que quiero escribir un artículo en mi blog sobre “Los problemas en el vestuario del equipo X”. Tengo información interesante de una fuente interna, y quiero escribir un artículo. Si tengo un blog de fútbol, y pienso en el SEO, podría pensar en un título como “Los Problemas del vestuario del equipo de fúbtol X”. Es decir, me aseguro que las palabras clave “vestuario” “fútbol” y “equipo X” aparezcan en el título del post. Es, por tanto, SEO-friendly. Ahora bien, si lo que quiero es cuidar a mis lectores y darle otro toque al post, podría haberlo titulado “Las vacas sagradas del X tienen el control”. Obviamente, los “tontos” robots del SEO nunca identificarán “vacas sagradas” como una frase hecha para definir a un grupo de jugadores con mando en un equipo. Quizá en el futuro, con una web semántica al 100% sí, pero no a día de hoy. ¿Qué titular consideráis más atractivo para los lectores de un blog de fútbol?

Está claro, que el primer titular tiene más opciones de atraer las búsquedas orgánicas de google con el paso del tiempo, mientras que el segundo puede tener un impacto mucho más inmediato en el corto plazo. Es decir, un título no SEO puede ser más viral y funcionar muy bien entre tus seguidores y redes sociales. Además, estarás siendo más honesto con ellos, porque estás pensando más en tus lectores que en un robot de búsqueda.

Pero, ¿se pueden reconciliar ambas estrategias? La respuesta es SI. Una alternativa es que publiques tus títulos pensando en tus lectores, y que si consideras que pueden ser impactantes, aunque no estén optimizados para el SEO, lo hagas. Si no tienes un blog de márketing, es decir, si tus habichuelas no dependen al 100% del SEO, puedes publicar con ese título. ¿Cómo reconciliar? Pues con el tiempo, pasada la fase viral del post, en la que el título no-SEO ya ha cumplido su misión, puedes cambiarlo, y usar algunos de los muchos plugins de redirección para atraer tráfico orgánico a tu post.

De hecho, como estrategia general, es buena idea que revises tus posts antiguos y que aquellos que tengan una temática clara y concreta, sean revisados para optimizarlos de cara al SEO.

Lo cortés no quita lo valiente (frase poco SEO), pero saber cuándo usar SEO en tus posts y cuándo no (frase más SEO) te puede ayudar a quedarte con lo mejor de los dos mundos, sin hacer que tus artículos parezcan hechos para Wall-E.

Via: bloguismo

ARCHIVO DEL BLOG