Como ganar dinero con su blog, Servidores blog, Plantillas para bajar, Contadores de visitas, Adsense, Estadísticas y mucho más.
-
-

15 sept. 2011

Blogging o redes sociales: ¿quién domina las comunicaciones en la red?

Hace unos días Guillermo publicó un interesante post, en donde expresaba que los blogs se están extinguiendo, porque muchas de las bitácoras que seguía, dejaron de ser actualizadas, porque otras, cada vez publican menos y porque otro grupo está bajando la calidad de sus contenidos.

Esto de que los blogs están muriendo no es una novedad, ya se viene diciendo desde hace un tiempo. De hecho, yo no tengo la sensación de que los blogs se estén muriendo, pero sí veo que muchos bloggers destinan cada vez más tiempo a las redes sociales que a sus sitios. Lógicamente que me baso en mi acotada experiencia personal. Quizás se estén muriendo los blogs que son más del tipo personal que profesional. La gente que vive de la publicidad generada por sus blogs o que ha convertido a los blogs en su medio de vida, difícilmente abandone sus proyectos, salvo por mejores oportunidades laborales o de crecimiento económico. O simplemente no los abandone, porque su blog le genera prestigio y presencia en la red.

Si bien en uberbin nos muestran que las estadísticas indican lo contrario, lo cual sinceramente me alegra. Que el muerto (el blogging) no está tan muerto, y sigue más vivo que nunca. También podríamos decir que Tumblr (ejemplo que señalan para demostrar que la afirmación de que el blogging está muriendo no es cierta) es para algunos una plataforma de microblogging con algunos extras. Por lo tanto, no sé hasta qué punto pueda usarse el crecimiento de ese servicio para sostener a rajatabla que las plataformas de blogging siguen creciendo en forma exponencial.

Aunque dejando de lado la naturaleza de Tumblr, que no es el punto crucial de este debate, pienso que si existe cierta tendencia, en donde los escritores o las personas que escriben en la web, están abandonado una escritura mucho más rica, profunda o analítica por una mucho más espontanea, ágil y dinámica, y que gran parte de eso se debe a los famosos 140 caracteres de Twitter.

Mientras los seres humanos sigamos vivos, tendremos una necesidad permanente de comunicación, ya sea oral o escrita, pero lo que sí creo es que ciertos formatos de comunicación o tecnologías que nos permite comunicarnos en Internet (como Twitter) han implicado una pequeña revolución (o un antes y un después en el blogging). Así como facilitan que muchas personas compartan contenido en la web, también es cierto que están matando –en alguna medida- a los contenidos más elaborados que caracterizaron a cierta época del blogging. (¿La época dorada del blogging?). ¡Lluvia de corazones!

El blogging no está muerto, pero si hay una realidad que tampoco podemos desconocer. Los formatos de comunicación sumamente sencillos, si bien abren las posibilidades de comunicación a millones, también nos vuelven más perezosos a la hora de redactar con un mínimo de seriedad o análisis. ¿Para qué voy a tardar dos o tres horas armando un post, explicando tal o cual cosa, si ya la twittee o la publique en mi muro de Facebook, en donde no tengo que tomar tantos recaudos como a la hora de publicar en mi blog? La facilidad de los formatos para comunicarnos “nos achancha” a la hora de generar buenos contenidos. (Espero que no me manden al cadalso por esta frase jajajajaja).

Casi todo el mundo tiene o tuvo una cuenta en Facebook, pero no todo el mundo tiene un blog. Esto es una obviedad, que no necesita de grandes evidencias: salta a la vista. ¿No les parece? Y si usamos las estadísticas, y nos basamos en Alexa (sacando todas las críticas que merezca como sistema de medición), Facebook se ha convertido en el segundo sitio más visitado del mundo, contra Blogger que ocupa el séptimo lugar. Por otra parte, Twitter ocupa el noveno puesto contra WordPress, que recién aparece en el décimo octavo lugar. Una pequeña trompada a quienes amamos el blogging, ¿no les parece?

A pesar de que el blogging no está muerto, los formatos y los plus (como la facilidad para publicar, ver las fotos de mis amigos, subir fotos, jugar, etc.) que proponen las redes sociales le están pegando un duro revés a la “antigua concepción” que todavía tenemos de entender el blogging. Es más divertido ver qué hacen mis contactos en Facebook que ponerme a escribir sobre las últimas tendencias en Marketing, Derecho o Tecnología. ¿O estoy equivocada?

Siempre sobrevivirán los blogs cuyos autores sean los más constantes, disciplinados y mejores comunicadores. No obstante, el rey ya no es tanto el contenido (por más que Google nos quiera vender ese versito hasta el hartazgo con su híper-famoso Google Panda), sino la comunicación con mis amigos, la cual incluye compartir contenido o decir simplemente que estoy en el baño, jajajaja, además de otros aditamentos que generan adicción en las redes sociales, como la de los juegos, etc.

Hoy la reina es la “sensación” de sociabilizar (aunque sea virtual) que promueven las plataformas sociales. El “me gusta” de Facebook o el RT de Twitter es mucho más rápido y efectivo que un comentario original y valioso en un blog. Esta es mi perspectiva sobre el tema, la cual es parcial.

ARCHIVO DEL BLOG